lunes, 21 de junio de 2010

La moneda de oro más grande del mundo antiguo


Haciendo una breve pausa en la escritura de las entradas relacionadas con el curso de numismática que presento en este blog, no pude resistir la tentación de escribir algo sobre esta excepcional moneda, la más grande producida en oro durante la Antigüedad.

El reino grecobactriano fue uno de los Estados monárquicos conformados en el contexto de reorganización del mapa político que se produjo en el Oriente medio tras la muerte y desmembramiento del imperio creado por Alejandro Magno y las guerras continuadas entre sus generales. El reino fue establecido hacia el año 250 a.C. cuando Diodoto I, un gobernador, se independizó de la monarquía seleucida. Disponemos de muy poca información sobre la historia de este reino, la principal fuente son las monedas producidas por sus gobernantes.

Eucrátides I llegó al trono mediante un golpe de estado contra los miembros de la dinastía fundadora alrededor del año 170 a.C. El usurpador habría sido, como algunas fuentes parecen indicarlo, un miembro de la familia real seleucida. Sus monedas ilustran claramente su pretensión de presentarse como un monarca helenístico y adoptan los recursos estilísticos habituales durante el período. En el gabinete de medallas de la biblioteca de Francia se conserva una pieza espectacular hecha acuñar por Eucrátides, una masiva moneda de oro de 20 estáteres (casi 170 gramos) de unos 6 centímetros de diámetro, la de mayor metal en ese tamaño que se conozca del mundo antiguo. En el anverso observamos un majestuoso retrato de Eucrátides con el atuendo típico de un monarca helenístico. El original fue encontrado en la ciudad de Bukhara en Uzbekistán y adquirida y llevada a Francia por Napoleón III. Es una pieza de singular belleza cuyo valor es incalculable.

1 comentario:

  1. Realmente fantástica, hasta ahora desconocía por completo la existencia de una pieza tan grandiosa. Gracias por compartir esta información con todos nosotros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar