martes, 24 de abril de 2012

El Exagium Solidi – Un objeto monetario de gran interés histórico


Exagium solidi (rectangular) 379-423, Æ 4,34 g. Anverso: busto frontal de Teodosio I, flanqueado por los de Honorio, y Arcadio. Los tres drapeados, con diadema y coraza. Reverso: AV / GGG dentro de corona.

Hoy quiero presentarles una pieza especialmente interesante, el exagium solidi. Se trata de un peso oficial certificado por el Estado romano para controlar la calidad de los sólidos, la moneda de oro que es la base del sistema monetario romano durante el Bajo Imperio. No se trata de una moneda propiamente dicha, pero los Solidi exagia (singular exagium) son algunos de los objetos monetarios más raros e interesantes del período tardorromano.

Estos pesos comenzaron a usarse en el año 363, durante el reinado de Juliano el Apóstata, quien por ley (véase Codex Theodosianus 12.7.2) creo un funcionario público destinado a pesar y garantizar la calidad de las monedas en las ciudades, el Zygostates (ζυγοστάτης, literalmente, uno que pesa con balanza). El objetivo de Juliano era restablecer la confianza en el sólido, que por su gran valor era falsificado y adulterado con frecuencia. El cargo seguiría existiendo durante todo el período bizantino.

Para que este funcionario pudiera cumplir con su tarea de manera eficiente y verificable, se produjeron en algunas cecas públicas pesos de bronze certificados, que tenían el mismo peso de un sólido sin adulterar. La mayoría de los exagia en Oriente eran redondos, y al parecer fueron acuñados en Constantinopla. En Occidente, por el contrario, los exagia tienden a ser cuadrados o rectangulares, y no se sabe dónde fueron producidos, aunque probablemente muchos salieron de la ceca de Roma.

Exagium solidi (circular) 379-423 Æ 4,06 g. Anverso: DD NN AVGG (Dominorum Nostrorum Augustorum), bustos drapeados y con diadema de Teodosio I y Arcadio. Reverso: EXAGIVM solidi, Moneta de pie hacia la izquierda sostiene balanza y cornucopia.

Los exagia son piezas de gran interés histórico y muy coleccionables. Como se los producía sólo para ser usados por estos funcionarios, nunca se los acuñó en gran número, por lo que hoy son muy raros y pueden, en consecuencia, alcanzar valores muy elevados. El ejemplar cuya imagen encabeza esta entrada, por ejemplo, fue subastado en 2008 por 17730 USD y el ilustrado sobre este párrafo lo fue en 2005 por 962 USD.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario